Archivos de Etiqueta: literatura

07 Feb

El rescatador

— Pií… Pií… — sonaban monótonos y rutinarios los pitidos del aparato, en estricta consonancia con los quebrados verticales que, al unísono con aquéllos, se dibujaban sobre la línea continua horizontal del monitor.

Hombre pájaro

El aparato estaba conectado mediante electrodos a un anciano que yacía en una cama de hospital: un hombrecillo enjuto y desgarbado, al que por abreviar llamaremos Pi, en cuyas pupilas asomaba a ratos — pese a la enfermedad que lo consumía — un brillo pícaro, como de un niño que está cometiendo una travesura.

Junto a la cama, una anciana — a quien Pi llamaba, en este caso sin asomo de picardía ni desprecio, antes bien con orgullo y extremo cariño, “mi viejita ” — cubría con las suyas, y con cuidado para no despegar el electrodo, una de las manos de Pi.

Anciana sonriente

En aquellos instantes, su viejita peroraba sobre un tal Bernardo Parrales. Este Parrales era un afamado columnista de renombre nacional.

Leer más

23 Dic

El joven doctor y el poblado remoto adonde llega

El joven doctor, llegado a su destino –un poblado remoto ubicado quién sabe dónde–, observó que sus habitantes se lavaban y, luego, ¡se bebían el agua con la que se habían lavado!

— Pero, ¡Esto no puede hacerse! ¿Cómo no van a contraer las enfermedades que padecen, si se beben el agua con que se lavan?
— Si nos la bebiéramos antes, no tendríamos agua con que lavarnos —le contestó el Jefe de la tribu—. Todos los días, los miembros de la tribu destinados a la traída de agua tienen que caminar 30 kilometros para ir, y otros 30 para volver. Dada la hambruna que padecemos desde hace largos años, nuestras fuerzas son escasas, y los que se ocupan de esta labor no pueden resistir tan larga caminata cargados con mucho peso…

Leer más

14 Dic

Mi simpática langosta

pepito-grillo

Ay mi entrañable langosta…

No se trataba del crustáceo, sino del insecto.

Hará una decena de años, me encontraba solo en mi estudio trabajando a contrarreloj en sesión maratoniana. Era verano y tenía la ventana abierta. Lucía el sol.

De pronto, un bicho negro entró volando por la ventana. Al ser bastante voluminoso, y yo más bien aprensivo, me sobresalté. El bicho revoloteaba a intervalos por la estancia, y a intervalos desaparecía.

Leer más

12 Abr

A Beti la morena

COPLILLAS PARA BETI
De la serie “Coplillas de ciego”

betty_boop_negrita

Querida Beti:

Te quiero dedicar un poema
pero, ay, tengo un problema:

Y es que no te conozco;
con lo cual, lo reconozco,
es difícil hacer de un poema
algo más que un pastel de crema.

Podría recitarte, por ejemplo
–como se reza un domingo en el templo–,
un poema genérico, una especie de cromo,
algo así como:

Leer más

12 Abr

El beso de la paz

Angel-y-demonio

El beso de la paz

Saltar al vacío
en los brazos afilados de la fe

con insensata esperanza
en el desnudo regazo
de una infinita caridad

al olvido, la venganza
el ruego y el mazo
la cobarde temeridad

a la medida de la balanza
la cruz del espinazo
entregada con severidad

Abrazar el momento
donde los extremos de la eternidad
por sobre el latido del tiempo
se dan el beso de la paz